ATENUA LAS BOLSAS EN LOS OJOS CON ESTE TRATAMIENTO CASERO..

La piel del contorno de los ojos constituye una de las zonas más frágiles del rostro debido a la escasez de glándulas sebáceas.

Por este motivo, es común que refleje con más claridad el paso del tiempo, la sensación de cansancio, el estrés y varios trastornos físicos y emocionales que afectan la salud.

Además, hay que tener en cuenta que se trata de una de las áreas más expuestas al sol, las toxinas y otros factores ambientales que tienen efectos negativos en la dermis.

Uno de los problemas más comunes que presenta son las llamadas bolsas, que no son más que una inflamación de los párpados inferiores, causada por la retención de líquidos y las dificultades en la circulación.

Si bien estas no se consideran un problema de salud, muchos buscan disminuirlas para que no los afecte a nivel estético.

Por suerte, hoy en día hay muchos tratamientos cosméticos que permiten reducir su apariencia para que la vista se vea más joven y descansada.

En esta ocasión queremos compartir 5 opciones naturales que, por sus propiedades, controlan la inflamación y humectan la piel. ¡Pruébalas!

1. Tónico natural de manzanilla para aliviar los ojos

El tónico natural de manzanilla es un producto con propiedades antiinflamatorias y calmantes, que reduce de forma notable las bolsas.

Si le hacemos un agregado de pétalos de rosas conseguiremos un gran aliado paracuidar el contorno de los ojos y todo el cutis.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (30 g)
  • 6 pétalos de rosas
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Coloca las flores de manzanilla y los pétalos de rosas en una olla con un vaso de agua.
Llévalo a ebullición, baja el fuego y déjalo infusionar 5 minutos más.
Cuando repose, pásalo a través de un colador y almacénalo en un frasco hermético.
Sumerge dos trozos de algodón y aplícalos bajo los ojos con suaves masajes.
No hace falta enjuagar.
Úsalo todos los días, por la mañana y antes de dormir.

2. Aceite de almendras y rosas

Uno de los mejores aceites esenciales para cuidar el contorno de los ojos es el de almendras. Este hidrata la zona y previene la formación de pequeñas arrugas.

Si le agregamos unos pétalos de rosas vamos a crear una solución 100% natural contra las bolsas, ojeras y otras imperfecciones.

Ingredientes

  • ½ taza de aceite de almendras dulces (120 g)
  • Los pétalos de una rosa

¿Cómo prepararlo?

Coloca a macerar los pétalos de rosa en el aceite de almendras dulces durante un día.
Pasadas 24 horas, filtra el aceite y almacénalo en un frasco de vidrio.
Humedece un trozo de algodón y frota el producto sobre las bolsas.
Déjalo hasta que se absorba bien.

3. Aguacate y vitamina E

Los ácidos grasos esenciales de este tratamiento disminuyen la inflamación bajo los ojos, pero además nutren en profundidad la zona para evitar la aparición de arrugas tempranas.

Ingredientes

  • ½ aguacate maduro
  • 1 cápsula de vitamina E

¿Cómo prepararlo?

Extrae la pulpa de medio aguacate maduro y mézclala con una cápsula de vitamina E.
Tras obtener una pasta espesa, aplícala por todo el contorno de los ojos y en las áreas deseadas.
Déjala actuar durante 20 minutos y enjuaga.
Repite la aplicación todos los días hasta disminuir las bolsas.
4. Patata
El jugo que contienen las patatas es antiinflamatorio y sirve como tónico natural. Se puede emplear contra las bolsas, las ojeras y afecciones comunes como el acné.

Lo idóneo es usarlo solo, aunque en caso de piel seca se aconseja combinar con aceite de oliva.

Ingredientes

  • 1 patata

¿Cómo prepararlo?

Tritura una patata hasta obtener su jugo.
Aplica el producto en las áreas inflamadas y déjalo actuar 15 minutos.
Aclara con agua tibia y repite su uso dos veces al día.
5. Manteca de karité y aceite de argán

Manteca de karité y aceite de argán

La manteca de karité y el aceite de argán nutren la delicada piel de la zona inferior de los ojos, para estimular su circulación y evitar su sequedad.

Este sencillo corrector natural disminuye las bolsas y ojeras, previene las arrugas prematuras y reduce el impacto negativo de los radicales libres.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manteca de karité (15 g)
  • 5 gotas de aceite de argán

¿Cómo prepararlo?

Coloca la manteca de karité al baño María y mézclala con el aceite de argán.
Cuando se haya derretido, vierte el producto en un frasco y déjalo solidificar.
Toma una pequeña cantidad con la yema del dedo y frótala con cuidado sobre las bolsas.
Úsala todas las noches.

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top