ELLA DORMÍA CON UNA SERPIENTE TODAS LAS NOCHES, LO QUE PASO LUEGO TE DEJARÁ SIN PALABRAS...

Como muchas otras fábulas, cuentos, relatos y parábolas de la vida, las lecciones que nos enseñan estas historias son muy versátiles y de vez en cuando se adaptan a las vivencias que casualmente estamos experimentando en algún momento de nuestras vidas. Son relatos muy curiosos que aunque se basan en metáforas, al final siempre nos dejan un claro mensaje entre todo ese lenguaje abstracto del que están hechos.

En esta oportunidad nos place ilustrarte con este texto reflexivo que nos muestra una moraleja bastante fuerte e inesperada. De seguro te ayudará a tener una actitud más precavida ante situaciones parecidas a las que se te plantean a continuación:

Espejismos que crean las serpientes que amamos

Erase una vez una mujer joven y muy ingenua, quien no tenía prejuicios en cuanto a los seres que se le acercaban. Un día halló una preciosa serpiente pequeña, y sin vacilar la llevó a casa con ella, ya que se encontraba muy sola y con algo de tristeza en ese lugar donde se habían conocido.

Desde que la llevó a su hogar, la joven se encariño mucho con la serpiente a tal punto de tenerla extremadamente consentida, pues la alimentaba religiosamente, estaba pendiente de su piel reluciente e incluso la llevaba a pasear al patio de su casa para que se estirara plácidamente.

Lo cierto es que con el pasar del tiempo ya la mujer amaba a la serpiente tal como se ama a un familiar. Estaba muy orgullosa de ella porque llegó a crecer 7 pies de largo y seguía manteniéndose hermosa, pero un día de repente dejó de aceptarle la comida que le ofrecía, lo cual preocupó muchísimo a la joven. Incluso pasaron semanas y la culebra continuaba sin comer ni un bocado. Fue entonces cuando decidió llevarla a un veterinario especialista para que la examinara y determinara que era lo que tenía mal su querida mascota.

Una vez que la mujer le contó toda la historia entre ella y la serpiente el veterinario dijo “ya entiendo todo”. Posteriormente, en un todo muy particular le pregunta a la joven:

– ¿La serpiente duerme contigo y se estira a lo largo de tu cuerpo?

Ella responde:

– Sí, todos los días. Ambas somos muy unidas.

Sin embargo, lo que dice el veterinario después de esto la deja atónita:

-Joven, su serpiente no está enferma, actualmente se está preparando comérsela a usted y por eso no ha comido nada, y se estira cerca de su cuerpo  todos los días para evaluar qué tan larga debe estar para engullirla de pies a cabeza.

Enseñanza: Que amemos a alguien no significa que la otra persona no tenga la capacidad de lastimarnos y traicionarnos. Sé cauteloso, evita ser devorado.

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top