A este hombre de 33 años le quedan minutos de vida. De repente, su perro entra y lo que hace es conmovedor...

Ryan Jessen era un joven de 33 años de edad que vivía en California, Estados Unidos. Luego de presentar dolores de cabeza intensos, fue internado y desahuciado por los médicos, pero antes de morir tenía un último deseo: ver una vez más a su perrita “Mollie”.

La historia...

Una vez hechos los estudios médicos, Ryan fue diagnosticado con hemorragia cerebral ventricular, causada presuntamente por el abuso de bebidas energizantes.

Por la gravedad de su problema, el chico fue internado de emergencia, pero su destino ya estaba escrito.

Sus familiares pasaron sus últimos días junto a su cama, y al saber que Ryan no regresaría a casa, decidieron pedir un permiso a los directores del hospital para que dejaran pasar a “Mollie” al área de terapia y darle el último adiós a su amo.

Jessen falleció el pasado 30 de noviembre y sus familiares decidieron donar sus órganos para salvar otras vidas, entre ellas, la de una joven de 17 años que recibió su corazón.

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top