Increíbles y preciosas imágenes de parto en el agua ...

Los partos en casa son cada vez más populares y quienes defienden este tipo de procedimiento dicen que es el mejor para madre y bebé. Alana Ferreira quería tener a su segundo bebé en casa, en un parto en el agua. Acompañándola estaba la fotógrafa Michele Pampanin, que ya había retratado muchos otros nacimientos. Pero este parto fue especial, ya que Luiza, la primera hija de Alana y su marido también estaban presentes; y su papel fue fundamental.
Luiza tiene muchas ganas de que nazca su hermanito; incluso ha elegido un peto para él. Su madre también está muy contenta. Entonces empiezan las contracciones. 
Cada vez son más frecuentes y dolorosas. Pero Alana se lo toma con buen humor y deja que la naturaleza siga su curso. Incluso gasta algunas bromas.  
 Entonces, cuando llega el momento de la verdad, Alana alcanza su límite. Pero la ayuda le llega de un lugar inesperado.


 La pequeña Luiza se mete en la piscina para ayudar a su madre.
 La niña se agarra fuerte a su madre para darle fuerzas; sabe que su madre lo logrará.
 Alana saca todas las fuerzas que le quedan. Tras inspirar fuerte, llega el momento.
 El pequeño Benjamin llega al mundo. Las matronas comparten la alegría de la familia. Alana apenas puede creer la suerte que ha tenido y Luiza está impresionada con su valiente mamá y su hermanito.
 Alana sujeta orgullosa a su pequeño en brazos. Está totalmente extasiada. El dolor está olvidado y ahora es simplemente feliz.
 La familia al completo vuelve a estar junta. Luiza no puede creer que ese pequeño ser sea su hermanito.

Después de lavarlo, colocan a Benjamin sobre el vientre de su mamá; junto al cordón umbilical y la placenta. En los partos naturales, estos órganos tienen una carga simbólica importante y se cortan más tarde, porque contienen muchos nutrientes importantes para el bebé.  

Ahora la hermana mayor puede sostener a su hermanito en brazos. Este lleva el peto que ella eligió. Va a ser, sin duda, una maravillosa hermana mayor. 

Los partos siempre son fascinantes. Muchas personas piensan que los niños no han de estar presentes, pero para los defensores de los partos naturales es todo lo contrario. Los niños ven el parto como lo más natural del mundo y no tienen miedo de que les toquen; según ellos, los niños han de conocer las maravillas de la vida cuanto antes. Está claro que para Luiza no fue una mala experiencia y, de hecho, fue de gran ayuda para su madre.  

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top