Estas trillizas eran únicas en el mundo… pero ver cómo están ahora hizo que se me saltaran las lágrimas...

La llegada de trillizos a una familia siempre es algo especial. Pero el caso de las hermanas Mackenzie, Macy y Madeline Garrison era incluso más inusual.

De todos los nacimientos de trillizos, el suyo es el segundo caso que se conoce en el que dos de los niños eran gemelos siameses; es decir, estaban unidos al nacer.

Contra todo pronóstico, Macy y Mackenzie sobrevivieron los críticos primeros días tras el nacimiento.

Por desgracia, su madre biológica era incapaz de cuidar a sus hijos, por lo que fueron acogidos por Darla y Jeff Garrison. Esta pareja ya tenía tres hijos pero estaba entusiasmada ante la oportunidad de aumentar su familia.

Tomaron la decisión de separar a Mackenzie y a Macy para poder darles una oportunidad de tener vidas independientes.

Para hacer la operación más fácil, les estiraron la piel con expansores de piel. El procedimiento, que era de alto riesgo, duró 24 horas. Las niñas de 9 meses fueron separadas con muchísimo cuidado y precisión. Por suerte, la operación fue un éxito total. Mackenzie y Macy se quedaron con solo una pierna cada una; pero gracias a una prótesis personalizada, esto no supone un gran problema para ellas. Sesiones de fisioterapia ayudarán a que ambas puedan valerse por sí mismas. Y lo que es más importante, ¡las dos están vivas!

Dos años después de la operación, Darla y Jeff pudieron adoptar a las tres hermanas. Junto a sus hijos, la familia ahora tiene ocho miembros, y viven juntos en una granja de Iowa, Estados Unidos. ¡Las niñas tienen hasta caballo propio! Están sanas y felices y les encanta juguetear por toda la granja.

Es bonito cómo les ha salido todo, ¿verdad? Cada niña podrá llevar su propia vida, pero mientras pueden disfrutar juntas de sus hermanas. ¡Un verdadero final feliz!

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top