Blanquea en solo 2 minutos tus dientes con limón y Bicarbonato de sodio.


Tener una sonrisa hermosa es el deseo de todos, los dientes son la carta de presentación de una persona y estos tienden a generar cierto tipo de impresión sobre los demás. Es por esta razón que casi todos queremos tener nuestros dientes blancos y pulcros como la gran parte de los famosos.

Lo mejor de todo es que es muy económico y con ingredientes fácil de encontrar, es muy diferente a como si estuvieses comprando algún tratamiento odontológico los cuales son bastante caros. Con este truco podrás dejar de preocuparte por tu dentadura, y a limpiarla por ti mismo de manera sencilla, rápida y efectiva y sobre todo duradera.

INGREDIENTES


  • Bicarbonato de sodio.
  • Un limón.   

  • PASOS A SEGUIR

    Estos dos simples ingredientes son lo necesario para lo que estamos buscando. Una vez que los tengas a mano debes de seguir los siguientes pasos para hacer correctamente el tratamiento. 

    1.- Buscas un recipiente hondo y coloca una cucharada de bicarbonato de sodio para que así no se salga del envase en ningún momento. 
    2.- Ahora partes el limón por la mitad. 
    3.- Exprime una cucharada de limón de forma tal que quede solamente el jugo. 
    4.- Mezcla el jugo de limón con el bicarbonato de sodio que tienes en el recipiente. 
    5.- Busca una servilleta y con ella vas a agarrar la mezcla y la vas a aplicar en tus dientes (cada uno de ellos).
    6.- Esperarás dos minutos para que pueda hacer efecto. 
    7.- Enjuagarás muy bien tus dientes para que puedas ver los resultados esperados. Haciendo 4 buches de agua y luego botándola por el lava manos. 

    Ahora simplemente solo te queda mirarte al espejo y comprobar por ti mismo que tienes mucho más blanco los dientes. Te recordamos que este procedimiento no se puede usar muy seguido por lo tanto no debes abusar de sus bondades. Pues si lo haces muy seguido puede que desgastes el esmalte de tus dientes. Por lo que debes de tener pendiente que debes usar este remedio con moderación para que no le cause algún efecto secundario a tu salud bucal.

    NOTA: Recuerda que todo en exceso hace daño, no hagas esto todos los días, solo de vez en cuando ya que podría dañar el estarme de tus dientes

    Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Scroll to top