¿Cómo podemos blanquear nuestros dientes naturalmente?

El bicarbonato de sodio es muy efectivo para blanquear tus dientes. No obstante, debes tener cuidado ya que, al ser un abrasivo, utilizado en exceso puede erosionar el esmalte.
Después de pasar mucho tiempo sin visitar al odontólogo, fumar durante muchos años, beber té, café o tomar demasiadas bebidas oscuras, es posible que tengas los dientes amarillentos, lo cual provoca un aspecto poco atractivo y hace que no tengas demasiadas ganas de sonreír.

Además de las causas anteriores, los dientes también se pueden manchar por el consumo de algunos medicamentos, como por ejemplo algunos antibióticos, o por consumir alimentos grasos, bayas o aditivos alimentarios.

En este artículo te daremos algunos consejos útiles y naturales para que tus dientes vuelvan a tener ese bonito tono claro y brillante que tanto extrañas, y además así podrás mostrar más a menudo tu sonrisa.

Consejos para blanquear los dientes
Pulpa de fresa
Este es un procedimiento bastante sencillo de realizar, simplemente se debe tomar una pequeña cantidad de pulpa de fresas y frotarlas en los dientes durante unos cinco minutos, al cabo de los cuales puedes enjuagar muy bien tu boca y usar hilo dental para sacar algunas semillas que se hayan quedado entre tus dientes.

Bicarbonato de sodio
Para realizar el blanqueamiento con el bicarbonato de sodio debes aplicar un poco de este polvo en el cepillo y frotar tus dientes, o agregar un poco sobre la pasta dental que utilizas regularmente.

Jugo de limón
Para blanquear los dientes con limón debes preparar una pasta con un poco de sal y jugo de limón, también puedes cambiar la sal por bicarbonato de sodio. Debes frotar muy bien tus dientes con esta pasta y luego enjuagar tu boca con abundante agua fría.

Vinagre de manzana
El blanqueamiento a base de vinagre de manzana se prepara de la siguiente manera:
Se mezcla un poco de vinagre de manzana con bicarbonato de sodio para formar una pasta espesa, con la cual te debes cepillar muy bien tus dientes, para luego enjuagar con abundante agua fresca.

Cáscara de naranja y hojas de laurel
Este es un método muy efectivo aunque poco conocido. Para realizarlo se deben triturar algunas cáscaras de naranja con unas hojas de laurel, luego se frotan los dientes con esta mezcla tratando de llegar a todos los lugares. A continuación se debe enjuagar muy bien con agua fresca.

Trucos que mantienen tus dientes blancos
Trata de masticar con alguna regularidad manzanas, apio, zanahorias y brócoli.
Debes cepillar tus dientes por lo menos tres veces durante el día.
Procura evitar los refrescos oscuros y fumar. Si tomas alguna de estas bebidas debes cepillarte, o por lo menos enjuagarte inmediatamente después de hacerlo para prevenir que tus dientes se manchen.

NOTA IMPORTANTE: Se recomienda no abusar de estos consejos, ya que su aplicación en exceso (especialmente el limón y el bicarbonato) puede llegar a provocar (si se aplica muy a menudo y de forma exagerada) el efecto contrario en nuestros dientes. ¡Por favor, realizar todo con precaución y sin excesos!
De igual manera recomendamos que se visite al odontólogo para un tratamiento más especializado.

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top