Beneficios del vinagre de manzana para tratar la celulitis

¿Quién no padece la molesta celulitis? Si eres mujer seguro que, en más de una ocasión, te habrás sentido molesta por esos pequeños nódulos tan antiestéticos que desequilibran nuestra figura al ponernos el bañador o unos vaqueros algo más ajustados.

Puede que en tu caso, la celulitis sea un problema aún no muy evidente, o es posible que en tu cuerpo haya hecho ya una notable mella a la que no sabes cómo poner remedio. En primer lugar, hemos de ser objetivas: la celulitis no desaparece tan fácilmente de un día para otro. En ocasiones, la única forma de quitarla de nuestro cuerpo es mediante una operación quirúrgica; no obstante, puede reducirse notablemente mediante una dieta adecuada y algo de ejercicio.

Hoy queremos explicarte cómo puede ayudarte el vinagre de manzana a conseguirlo. Se trataría de un tratamiento complementario al que acompañar, como ya sabes, con una buena nutrición y una vida activa, consejos sencillos que pueden ayudarte a reducir la celulitis.

¿Te animas a probarlo?
Uno de los beneficios más interesantes del vinagre de manzana es su eficacia para reducir los excesos de grasa en nuestras células. Consigue depurar el organismo e impide así que estos lípidos tiendan a acumularse en nuestro cuerpo.

Ten en cuenta que, a pesar de que el vinagre de manzana puede ser muy útil para regular el exceso de grasa en sangre, no se trata en absoluto de seguir una dieta donde consumamos exclusivamente esta bebida a lo largo de todo el día. Nunca hagas esto. Se trata, tal y como te hemos señalado antes, de utilizar este remedio como complemento en una dieta adecuada, sana y equilibrada.

El vinagre de manzana es una opción muy utilizada por todas aquellas personas que sufren sobrepeso y que padecen celulitis. Nos permite destruir la acumulación de las grasas y, además, nos ayuda a eliminar toxinas.
El vinagre de manzana nos facilita las digestiones.
Otro de sus beneficios es ayudarnos a cuidar de nuestro sistema linfático, muy útil para conseguir, por ejemplo, que la sangre fluya sin obstáculos.
Baja la tensión arterial y reduce el colesterol malo o LDL.
El vinagre de manzana contribuye también a que nuestro organismo tenga ese nivel tan adecuado de alcalinidad, al igual que el bicarbonato de sodio o el limón.
¿Cómo debo tomar el vinagre de manzana para tratar mi celulitis?
Para conseguir reducir la celulitis, seguiremos este remedio a lo largo de dos semanas al mes. Es decir, tomaremos este remedio a base de vinagre de manzana durante 15 días, para después, descansar otros 15. Toma nota de lo que debemos hacer.

1. Tratamiento con vinagre de manzana vía oral

Ingredientes
Un litro de agua.
2 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml).

Preparación
Se trataría simplemente de tomar un litro de agua mezclado con dos cucharadas de vinagre de manzana a lo largo de todo el día. Para ello, lo haremos del siguiente modo:

Un primer vaso en ayunas, nada más levantarte.
Otro vaso 20 minutos después de tu almuerzo, justo cuando se inicia nuestra digestión, que es cuando el vinagre de manzana cumplirá su función de depuración de grasa.
Otro vaso a media tarde.
Un último vaso 20 minutos después de tu cena.
Como te hemos señalado antes, se trataría de seguir este remedio a lo largo de 15 días seguidos, descansando después dos semanas. Combina siempre este tratamiento con una dieta baja en grasas, rica en fibra, frutas y vegetales frescos y algo de ejercicio.

2. Tratamiento con vinagre de manzana vía tópica
En este caso nos vamos a beneficiar de las propiedades del vinagre de manzana también a través de nuestra piel. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Te lo explicamos a continuación:

Ingredientes
15 ml de vinagre de manzana mezclado con tu crema hidratante habitual, o con tus aceites esenciales.

Preparación
Lo haremos dos veces al día: una primera vez tras esa ducha matinal y la segunda, antes de acostarnos. Se trata simplemente de mezclar el vinagre de manzana con tu crema de siempre para darte un buen masaje ahí donde tengas la celulitis. El masaje debes hacerlo en círculos, intentando reactivar la circulación. Puedes ayudarte, si lo deseas, de un rodillo de madera o de una esponja exfoliante que te ayude a ejercer un masaje profundo.
Este tratamiento puedes realizarlo todos los días. Se trata pues de ser constante y de no olvidar nunca que la celulitis es un enemigo que requiere tiempo y esfuerzo. ¡Sigue una dieta adecuada y no te olvides de hacer algo de ejercicio!

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top