5 tips para conseguir un cabello brillante y saludable!

Cepillar el pelo a diario es fundamental para activar la circulación. Para cerrar las cutículas del cabello y conseguir que brille más recuerda finalizar tus aclarados con agua fría
Una cabellera puede ser corta o larga, fina o abundante, pero uno de los aspectos que más belleza le da es el brillo. Una melena brillante y suave hace que nuestro cabello se vea sano y revitalizado.

En este artículo te damos las claves fundamentales para nutrir tu pelo y cuidarlo adecuadamente, con el objetivo de conseguir que luzca mucho más brillante en pocos días.

Cepillarlo cada día
Las abuelas solían recomendar antiguamente que se cepillara el cabello al menos 100 veces antes de acostarnos. Hoy en día este consejo nos suena a una anécdota de cualquier cuento. No obstante, este sabio consejo esconde una realidad científica: Al cepillar nuestro cabello de manera repetida y con suavidad activamos la circulación de la cabeza y repartimos la grasa natural que desprende el cuero cabelludo, de manera que conseguimos hidratar cada pelo desde la raíz hasta las puntas.

Para hacerlo de manera saludable y efectiva deberíamos usar un cepillo de cerdas naturales, ya que son los más beneficiosos para nuestro cuero cabelludo y también los que proporcionan un masaje más placentero.

Nos peinaremos desde la frente hasta las puntas, y haremos lo mismo también desde la nuca, lo cual nos proporcionará una agradable sensación de relajación.

Con dos minutos diarios será suficiente y en pocos días notaremos los increíbles resultados.

Masajear el cuero cabelludo
Como hemos dicho en el consejo anterior, masajear el cuero cabelludo es vital para tener una melena reluciente. Otra manera de mejorar la circulación que llega hasta el cabello y lo nutre en profundidad consiste en masajear con cierta presión el cuero cabelludo, el cual suele sufrir en gran medida las tensiones del día.

Presionaremos con todos los dedos de las dos manos en forma de pequeños círculos, con presión pero sin que sea doloroso, sintiendo cómo movilizamos el tejido que cubre la cabeza.

Empezaremos por la zona de la frente e iremos avanzando hasta la nuca.

Podemos realizar este masaje en cualquier momento del día, cuando sintamos tensión en la cabeza o bien alternarlo día sí día no con el cepillado del cabello.

Aplicarle aceite de coco

  • Sin duda los aceites vegetales nos permiten hidratar el cabello de manera natural, sin añadir a nuestra cabeza los productos químicos presentes en la mayoría de mascarillas y acondicionadores, los cuales solo nos garantizan un aspecto radiante a corto plazo.
  • El problema de los aceites vegetales es que si tienen un alto contenido graso pueden ser excesivos y dar al cabello un aspecto sucio y descuidado.
  • La solución la encontramos en el aceite de coco ya que, a pesar de su textura oleosa, se absorbe muy fácilmente y regula el sebo de manera natural.
  • Podemos aplicarlo antes de lavarnos el pelo o bien justo después, con el cabello todavía húmedo, solamente en la parte media y en las puntas.
  • Necesitaremos muy poquita cantidad.
  • A continuación nos peinaremos para que se reparta bien el aceite.

Enjuagarlo con vinagre
Otro excelente remedio casero es el de usar el vinagre como acondicionador. El vinagre no solo aporta brillo y nutre el cabello, sino que también regula el pH natural que suele verse afectado por el uso de productos químicos.

Usaremos una parte de vinagre de manzana por tres partes de agua como acondicionador. Lo dejaremos actuar un minuto y nos aclararemos el pelo.

No debemos preocuparnos por el olor, ya que desaparece una vez está seco. No obstante, si nos molesta mucho, podemos añadir unas gotas de aceite esencial a este acondicionador.

Consumir grasas beneficiosas
Un cabello brillante también es el resultado de una alimentación adecuada. La clave para conseguir este resultado está en las grasas, pero solo en las beneficiosas, que son las que aportan los nutrientes a la piel y el cabello.

¿Cuáles son?

  • Aceites vegetales de extracción en frío: oliva, coco, sésamo, lino, germen de trigo, girasol, etc.
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Aguacate
  • Yema de huevo
  • Pescado azul
  • Lácteos fermentados que contengan su grasa natural

Tampoco debemos olvidarnos de beber agua suficiente durante el día, pero siempre fuera de las comidas. El cabello está relacionado con una buena salud de los riñones, por lo que beber agua nos ayudará a cuidarnos por dentro y a conseguir una melena reluciente por fuera.

Artículos de MUJERES HERMOSAS Relacionados :

0 comentarios:

Publicar un comentario

Scroll to top